ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA PEDIR A DIOS SU PROTECCIÓN

Señor y Dios mío, en esta nueva mañana, vengo con gran humildad y de manera confiada, a pedirte que me conserves en calma, que no permitas que mi ser y mi alma se inquieten con las cosas del mundo, ni que me vuelva presa de la ansiedad por mis problemas presentes, por las preocupaciones de este momento de mi vida o por el futuro, que ciertamente es incierto.

En primer lugar, quiero pedirte perdón por todas mis culpas y pecados cometidos, pues sé que a diario cometo muchos errores y en ocasiones he hecho cosas de las que no siento orgullo y de las que me arrepiento, pues sé que con esas actitudes o acciones, he lastimado a varias personas, incluso a aquellas que amo y que me duele haber ofendido, por eso pido tu misericordia, para liberar mi alma y mi mente de esa carga negativa que ha habitado en mí.

Mi Dios, hoy quiero dejar todo en tus manos, por eso desde este instante confío plenamente en tu protección y en tu ayuda divina, y para eso te pido que me revistas  con la armadura de tu Justicia, la cual acepto con el corazón y como un hijo en la casa de su Padre, con plena seguridad y confianza me encomiendo a ti.

Señor, te pido por mi salud, para que sanes los males que aquejan mi cuerpo, y sea un templo de paz y de bienestar, también te pido por las tareas que voy a desempeñar el día de hoy, así que por favor, protégeme de todo mal y de toda amenaza del enemigo.

Padre Santo, permíteme vivir con gran alegría cada día, que se note en mi rostro la confianza que en mí inspiras, para que se note que soy una de tus criaturas. Ayúdame también por favor, a agradecerte por las cosas buenas que me has dado hasta ahora, porque incluso sin darme cuenta, siempre traes bendiciones a mi vida.

Te doy gracias por todos los días que proveíste el alimento en nuestra mesa, por el aire que nos diste, con el que pudimos respirar y nos permite seguir vivos y por todas las maravillas que sin darme cuenta me has dado para mi bien, incluso también te doy gracias por lo momentos de carencias, porque me han ayudado a forjar con templanza mi carácter y mi espíritu.

Señor Eterno, en este instante quiero pedir toda tu ayuda y bendición, para que me libres de todo mal y me protejas de toda injusticia o ataque del enemigo, en especial, quiero pedirte este favor para solucionar este problema que mucha intranquilidad ha traído a mi vida:

(En este momento cuéntale a Dios tu dificultad y pide su divina ayuda y protección)

Desde este mismo instante, te doy gracias Señor, porque sé que has escuchado mi plegaria; tú sabes que necesito urgentemente de ti, de tu infinita misericordia, para que mi vida vuelva a tomar el rumbo ideal, que me lleve a la verdadera felicidad, por eso hoy me siento alegre, porque todo cambiará de manera positiva.

Ahora mi Señor, me dispongo a enfrentar la lucha de la vida con todo mi ser, con todo mi amor y con toda mi creatividad, y lo hago con confianza y serenidad, con esa confianza que me da el saber que estoy en tus brazos y que también estoy siempre bajo la intercesión de nuestra bendita Madre la Virgen María.

De igual manera te dirijo esta oración de protección, en nombre de toda mi familia y de mis seres queridos, para que les brindes tu cuidado y auxilio, permíteles contar con tu bendición cada día de sus vidas. Señor, hoy dejo mi vida en tu presencia, confiando en que a tu lado todo será mucho mejor.

AMÉN +

Ahora haz el Credo, un Padre Nuestro, tres Ave Marías y tres Glorias.