ORACION PODEROSA PARA RECIBIR MUCHA ABUNDANCIA Y LA PROSPERIDAD

Padre Santo, en este día, quiero darte las gracias, por todas las bendiciones que me has dado y por la misericordia que tienes conmigo y con los seres a quienes amo, pues en muchas ocasiones no hemos merecido de tu ayuda, pero tú nos has dado solo amor.

Señor, te agradezco por haberme dado siempre las fuerzas necesarias, para superar todas las situaciones difíciles que se me han presentado a lo largo de mi vida.

Te doy toda la gloria, pues has sido tú, el que con tu poder, me ha sostenido, cuando he tenido que enfrentarme a todas las adversidades en mi vida. Has sido tú Señor, el que me ha vuelto a levantar, para poder seguir luchando por mi familia y por los propósitos que quiero conseguir.

Dios mío, todos esos momentos difíciles, han sido una valiosa experiencia para mí, sin embargo, hoy quiero pedirte que en verdad me ayudes a progresar, que desde hoy, tú derrames en mi vida y en la de mis seres queridos, todo el mar de prosperidad que tienes preparado para nosotros.

Padre bondadoso, te ruego que me escuches en este día, me ilumines y llenes mi cuerpo, mi mente y mi alma de esperanza, para que con tu poder, pueda alejar de mi vida todos los problemas.

Confiando en tu misericordia Señor, te pido me ayudes especialmente con:

(Cuéntale al Señor tu necesidad y pide su ayuda.)

Padre Bondadoso, sé que has escuchado mi súplica, y es por eso, que desde este mismo instante, te doy gracias por intervenir en mi vida, porque sé que al estar presente en nuestro diario vivir, todo cambiará y todo mejorará.

Pero hoy no quiero pedir solo por mí. También te pido por los más necesitados, especialmente por mis familiares y conocidos, que más lo necesitan. Pon en sus vidas y en sus manos, las herramientas necesarias para que sus vidas mejoren. Permite Padre, que logren resolver todas sus necesidades, sus deudas y sus compromisos económicos, para que de esa manera, puedan tener una vida digna.

Señor, porque tú has dicho, que el hombre que confía en Dios, prosperará, por eso desde hoy sé, que mejores días vendrán para mí y para mi familia, pues desde hoy con una fe profunda, confiamos en ti y sabemos que todo mañana será mucho mejor para nosotros.

Ahora te doy infinitas gracias, porque me siento renovado… siento que todo a mi alrededor cambia, que dispones todo, para que mi vida y mis acciones sean solo de bienestar y de progreso, y sé que con tu poderosa compañía, tendré una vida de verdadera felicidad.

Así Sea +

Ahora haz tres Padre Nuestros, tres Ave Marías y tres Glorias.